SAGARPA/Delegaciones/Colima/Boletines/Pollo incautado no representa daño a la salud pública: SAGARPA

Pollo incautado no representa daño a la salud pública: SAGARPA


    Las 24 toneladas de pollo que llegaron procedentes de Brasil, no representan un riesgo para la salud debido a que los tres contenedores que se decomisaron fue por problema de documentación y no por que tuvieran algún virus, como afirmaron unos operadores transportistas.

    Lo anterior fue señalado por el Delegado en Colima de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Carlos Salazar Preciado,explicando que el problema no está en el aspecto sanitario, es exclusivamente en el problema de la documentación, porque se hacen pruebas con relación al decomiso.

    Al respecto informó que cuando el Servicio Nacional de Sanidades Inocua y Calidad Alimentaria (Senasica), a través de las oficinas de Inspección Sanitaria con sede en Manzanillo recibió la documentación de la carga que contenían los tres contenedores, se detectó que traía problemas de papelería de origen por lo cual al llegar al puerto los contenedores no se entregaron al destinatario.

    El funcionario federal mencionó que ante estos casos se tiene la obligación de mandar al horno crematorio o al sistema de relleno sanitario la carga.

    Agregó que uno de los tres contenedores fue enviado al municipio de Tecomán para que la carga fuera incinerada y los dos restantes, por problemas de mantenimiento del horno crematorio, se determinó, por gestiones con el ayuntamiento de Manzanillo, que se hiciera el depósito en el relleno sanitario, con los tratamientos adecuados que se le da a la carg

    a.

    Salazar Preciado expresó que el tratamiento para estos casos es que se debe colocar una expansión de cal, una de tierra y una de basura, haciendo capas hasta terminar con el problema.

    Dijo que cuando se estaba por enterrar las últimas cajas de pollo los pepenadores se dieron cuenta de producto, por lo cual se llevaron algunas de ellas a sus casas, por lo que el personal no pudo evitar el problema, pero se siguió trabajando y aunque los pepenadores se siguieron llevando las cajas, fue poco el pollo que se llevaron”.

     
    Fecha de publicación