Japón

 
México y Japón han mantenido una larga relación que precede desde el siglo XVI cuando se dieron los primeros contactos de japoneses con marinos y misioneros novohispanos, la cual se intensificó con los viajes de la “Nao” de China entre Acapulco y Manila a mediados de ese siglo. Sin embargo, fue hasta 1888 cuando se firmo El Tratado de Amistad Comercio y Navegación, el cual estableció la consolidación de los lazos oficiales entre ambos países, además de que fungió como el primer Tratado en términos igualitarios que Japón firmó con un país no asiático. A partir de entonces México y Japón han logrado intercambiar y compartir arte y cultura durante más de 400 años. 

En el año 2002 se iniciaron las negociaciones del Acuerdo de Asociación Económica entre México y Japón, mismas que concluyeron a finales de 2004 para dar paso a la entrada en vigor de este importante Acuerdo Comercial el primero de abril del año 2005. Como resultado, México cuenta con acceso preferencial a la tercera economía más importante del mundo. Japón liberó de manera inmediata su impuesto de importación al 91% de sus fracciones arancelarias y en el mediano plazo se liberarán otro 4% de las fracciones. Para el 5% restante, donde Japón tiene sensibilidades, México cuenta también con acceso preferencial bajo el sistema de cuotas. 

Desde entonces ha sido de gran interés para ambas naciones el sector agroalimentario y pesquero, productos como carne de cerdo, frutas, hortalizas, café y atún, las cuales constituyen una gran proporción de las exportaciones totales de nuestro país hacia este mercado. Prueba de ellos es que las empresas mexicanas participan activamente en el mercado japonés con un gran potencial para incrementar y consolidar nuestras exportaciones. México cuenta con un acceso preferencial en 796 fracciones arancelarias, equivalentes al 99.8% de las exportaciones mexicanas totales en este sector al mercado japonés. Asimismo, con la entrada en vigor del acuerdo, se ha consolidado el sistema general de preferencias en Japón, mediante el cual ya se concedían preferencias arancelarias a varios productos mexicanos. 



Este acuerdo, representa una importante oportunidad para materializar nuestro potencial de exportación al mercado japonés y atraer mayores flujos de inversión que contribuirán a incrementar la producción y el empleo. Además, establece reglas claras que aseguran el acceso preferencial para los productos mexicanos a un mercado de 127 millones de habitantes con elevados niveles de ingreso y consumo. Adicionalmente, el AAE cuenta con disposiciones relativas a cooperación bilateral que permitirán aprovechar de mejor manera la liberalización y apertura de los mercados de bienes, servicios y capitales entre los dos países.

Por lo anterior, la Consejería Agropecuaria de México en Japón representa a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y a sus organismos descentralizados en los países de Asia-Pacífico (excepto China) y en especial Japón, donde se encuentra ubicada su sede, en virtud de incrementar las exportaciones agropecuarias mexicanas a Japón, concluir y desarrollar proyectos de inversión, desarrollo e intercambio de tecnologías, seguimiento a los compromisos internacionales en materia de acuerdos comerciales y relaciones con las diferentes dependencias del Gobierno Japonés, y apoyo al sector privado mexicano en materia de promoción, exportación, sanidad, fitosanidad e inocuidad en la región Asia-Pacífico.    ​