Skip link

SAGARPASALA DE PRENSABoletinesBienes públicos y administración de riesgos, legado en sector agropecuario y pesquero de México: SAGARPA

 Bienes públicos y administración de riesgos, legado en sector agropecuario y pesquero de México: SAGARPA

Foto
Foto
México, D.F., 05 de septiembre de 2012

PDFFOTOS

​• Al dar a conocer un balance del sector agroalimentario del país, con motivo del VI Informe de Gobierno, el Secretario Francisco Mayorga enumeró el desarrollo de proyectos y esquemas de trabajo relacionados con genética y biodiversidad, infraestructura para la investigación y la administración de riesgos sanitarios, climatológicos y de mercado.

Como parte del legado de la actual administración federal en el sector agropecuario y pesquero  destaca el desarrollo de proyectos y esquemas de trabajo relacionados con genética y biodiversidad, infraestructura para la investigación y la administración de riesgos sanitarios, climatológicos y de mercado.

Así lo destacó el Secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Francisco Mayorga Castañeda, quien afirmó que la nueva visión para el sector agroalimentario contribuye directamente a la sociedad en tres vertientes: seguridad alimentaria, sustentabilidad y mejores oportunidades económicas para las familias del sector rural.

Al dar a conocer un balance del sector agroalimentario del país, con motivo del VI Informe de Gobierno del Presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, el Titular de la SAGARPA subrayó que en esta administración se puso en marcha el Programa de Modernización Sustentable de la Agricultura Tradicional (MasAgro), el cual prevé incrementar en 15 por ciento la producción y rendimientos de maíz y trigo, y de cultivos de grano pequeño (cebada, avena y sorgo, entre otros) en zonas de temporal y agricultura tradicional (productores de menor desarrollo). 

Detalló que con una inversión federal de 396.5 millones de  pesos se puso en marcha el Centro Nacional de Recursos Genéticos, que permitirá preservar, proteger y salvaguardar los recursos genéticos –más de tres millones de muestras de germoplasmas— para la agricultura, ganadería y silvicultura, así como para lograr la seguridad patrimonial de los recursos de origen vegetal y animal de la nación.

En conferencia de prensa, Mayorga Castañeda señaló que en apoyo a los actores del sector agropecuario y pesquero, con instrumentos que permitan un mayor grado de certidumbre en la planeación y ejecución de las actividades que realizan, la SAGARPA construyó el Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad (Langebio), donde se desarrollan descubrimientos genómicos con resultados concretos y comercializables para el sector agroalimentario, mediante un uso sustentable y sostenible de nuestra biodiversidad.

Detalló que con el propósito de desarrollar proyectos genómicos relacionados con la industria alimentaria, la SAGARPA y Genómica y Bioeconomía firmaron un convenio de colaboración para ampliar las oportunidades de crecimiento en el campo mexicano, toda vez que actualmente sectores como el agropecuario o el salud son negocios rentables en el ámbito de la innovación.

Para impulsar la producción agroalimentaria en 22 entidades del país, este año se inauguró el Centro de Cooperación para el Desarrollo de los Trópicos (CECODET), con lo que se facilitará el acceso y aplicación del conocimiento científico y tecnológico a procesos de innovación que impacten el desarrollo económico y social de la región sur sureste del país, indicó.

El Secretario Francisco Mayorga destacó también la integración de líneas de trabajo con el Grupo Consultivo para la Investigación Agrícola Internacional (CGIAR), el cual desarrolla investigación científica de última generación para fomentar el crecimiento agrícola sostenible que beneficie a la sociedad rural mediante el fortalecimiento de la seguridad alimentaria, mejora de la nutrición y la salud humana, aumento de los ingresos y mejora en la gestión de los recursos naturales.

Explicó que las nuevas variedades de cultivos, los conocimientos y otros productos derivados de la investigación colaborativa del CGIAR se ponen ampliamente a disposición de las personas y las organizaciones que trabajan por el desarrollo agrícola sostenible en todo el mundo.

En la parte pesquera, Mayorga Castañeda señaló que el Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA) ha contribuido a la generación de instrumentos de política pública para la regulación y administración de la actividad pesquera y acuícola del país, lo que ha permitido mantener la disponibilidad de los recursos y garantizar el abasto para el mercado nacional.

Bajo esta perspectiva, dijo, se trabaja en la creación del Sistema de Boyas de Monitoreo Oceanográfico para contar con información puntual de cambios climáticos, variables oceanográficas y meteorología, que permita establecer oportunamente estrategias para el sector pesquero nacional.

Este Sistema pondrá a México a la vanguardia del desarrollo de sistemas de información hidrometeorológica y representará un significativo avance en la capacidad de predicción y monitorización marina, para lo cual se instalarán Centros Receptores de Información (boyas) en aguas mexicanas del Océano Pacífico, Golfo de México y Mar Caribe.

Nueva estación satelital al servicio de campo nacional

Asimismo, a fines de este mes, precisó, se lanzará el satélite “Spot 6” para monitorear la superficie agrícola de México y proporcionar información sobre clima, suelo, mar y ubicación de cultivos, misma que será enviada y procesada por el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP).

Con esta nueva estación, la SAGARPA garantizará la disponibilidad de imágenes satélites hasta el 2023. Con estos datos se llevará a cabo un monitoreo permanente y cada vez más preciso de la producción agropecuaria y pesquera del país; además, se dará seguimiento a las afectaciones por contingencias climatológicas y la actualización de la frontera agrícola, entre otras actividades para orientar las políticas públicas de México.

Con respecto a la administración de riegos, el tema sanitario adquiere una gran relevancia, por ello se puso en operación, dentro del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), la Unidad de Inteligencia Sanitaria donde se concentra, analiza y genera, bajo un enfoque sistemático, información y conocimientos oportunos sobre los riesgos y amenazas para la planta productiva agropecuaria y acuícola por la introducción, presencia y propagación de contaminantes, plagas y enfermedades, concluyó.

Principales logros

• El presupuesto del Programa Especial Concurrente, en el que participan 14 dependencias del Gobierno Federal, pasó de un billón 015 mil 286 millones de pesos, durante el periodo 2001-2006, a un billón 624 mil 029 millones de pesos del 2007 al 2011.

•  El Producto Interno Bruto Agroalimentario se incrementó en 6.2 por ciento en términos reales, entre 2006 y  2011, lo que se refleja en mayor producción de alimentos.

•  De acuerdo con la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) un país se encuentra en dependencia alimentaria cuando destina más del 25 por ciento de sus ingresos por exportaciones totales a la compra de alimentos en el exterior.

México es un país con seguridad alimentaria, ya que sólo destina 7.2 por ciento a este rubro.

•  México es sexto lugar en infraestructura hidroagrícola con 6.4 millones de hectáreas, organizadas en 85 distritos de riego y más de 39 mil unidades.

•  De 2006 a 2012 fueron tecnificadas 600 mil hectáreas de riego en el país para sumar un millón 885 mil hectáreas que cuentan con este tipo de sistemas.

•  En seis años se multiplicó en 4.4 veces la superficie con agricultura protegida apoyada por la SAGARPA. La superficie acumulada en agricultura protegida pasó de seis mil 339, en 2006, a 21 mil hectáreas, en 2012.

•  Se fortaleció la cultura del aseguramiento agropecuario en el país. Al inicio de la administración fueron aseguradas dos millones 413 mil hectáreas y para 2012 la superficie creció a nueve millones 590 mil hectáreas.

•  En el sector pecuario, el aseguramiento pasó de un millón 241 mil unidades de ganado, en 2007, a cinco millones 860 mil, este año.

•  Entre 2007 y 2012 se triplicó la compra de contratos para productos agropecuarios de  70 mil  a 217 mil para cubrir en promedio 14 millones de toneladas anuales de productos agropecuarios, lo cual significa tres veces más el volumen protegido al final del sexenio anterior.

•  Las exportaciones agroalimentarias pasaron de 13 mil 922 millones de dólares, en 2006, a alrededor de 22 mil, en 2011.

Skip link

CGCS 2012B450 Última modificación:
05 de septiembre de 2012 a las 17:51